Deja ir y ordena

Dejar ir es una forma sutil de decir tirar, donar, vender, regalar o soltar. Dejar ir desde el agradecimiento.

Lo primero, es identificar aquellas cosas que hablan de nosotros en el presente. Ordenar nuestras pertenencias será sencillo si logramos identificar lo que queremos conservar. En algunas cosas es muy fácil decidir que se queda y que se va, pero en otras, nos cuesta trabajo tomar la decisión, porque está asociada a una creencia o a un vínculo emocional.

Al ordenar fuera lo que estamos haciendo es ordenar dentro. Revisando cada espacio de nuestra casa vamos alineando cada parte de lo que somos.

Ningún proceso es igual, cada casa y persona es diferente.

Deja ir y ordena con equilibrio y armonía, inspirados en un estilo de vida minimalista que va de tener las cosas que te aportan valor, con las que vibras y te sientes tú mismo, para lograr una vida más sencilla, práctica y funcional.